Star Wars: The Clone Wars
Capítulo 001: Cat and Mouse
2-Noviembre-2013 Por José Manuel Cabello Hernández
 

Resumen del capítulo:

Obi-Wan y Anakin deben de entregar provisiones en el planeta de Christophsis, que se encuentra bajo el control de los Separatistas. En su camino se encontrarán al Comandante Almirante Trench.

En el planeta de Christophsis, Bail Organa se comunica vía holograma con Anakin y el Almirante Yularen. Las fuerzas Separatistas están ganando terreno en el planeta, y sus recursos (comida, agua y municiones) están a punto de agotarse. En ese momento se corta la comunicación.

En ese momento Anakin y Yularen tendrán que librar una batalla contra las naves que mantienen el bloqueo en Christophsis. La nave enemiga es conocida como "Invencible". Su comandante es el Almirante Trench.

Mientras Anakin prepara un ataque, sale del hiperespacio otra nave de la República, "El Negociador", comandada por Obi-Wan. Ante la insistencia de Obi-Wan, Anakin acepta las órdenes de retirarse a una luna detrás de Christophsis. Trench lo deja ir, asumiendo que regresará en cualquier momento.

Anakin descubre que su Maestro trae una nueva arma, una nave equipada con el poder de volverse invisible. Obi-Wan le ordena a Anakin en evitar el bloque separatista y entregarle las provisiones a Bail Organa. Su misión no es acabar con el bloqueo, sino de salvar vidas en Christophsis.

Por su parte, Yularen descubre algo en la bandera de la nave enemiga. El emblema le es familiar. Yularen le comenta a Anakin que el símbolo pertenece al Almirante Trench.

Anakin se sorprende, ya que la historia cuenta que Trench murió durante la Batalla de Malastare Narrows. Yularen, quien peleó en esa batalla, le narra los acontecimientos: Trench era el encargado del bloqueo de Malastare. Sus tácticas eran mortales. Yularen recuerda que perdió a muchos hombres en esa batalla y la República apenas logró sobrevivir, gracias a la intervención de un comando Jedi. Se pensaba que Trench había muerto con su nave, pero con las tácticas usadas en la batalla de Christophsis, y por el emblema en su bandera Yularen cree que Trench sigue vivo.

El contraataque de la República vino ahora con una nave furtiva, piloteada por Anakin Skywalker y el Almirante Yularen. Desconociendo la existencia de una nave furtiva, Trench le ordenó a un escuadrón de bombarderos Hyena atacar la superficie de Christophsis, en donde se encontraba el centro de comando de Bail Organa.

Aunque Trench no detectó la nave furtiva de Anakin, sospechaba que algo no andaba bien. Sus sospechas eran correctas cuando la nave de Skywalker se presentó y disparó sus torpedos sobre la nave de Trench. Ese movimiento previsto por Trench no tuvo éxito y no logró hacerle daño a la nave de Trench. El Almirante Trench entonces ordenó elevar los escudos de la nave para prevenir cualquier destrucción por parte de la República.

La nave de Anakin se volvió de nuevo invisible. Sin saber dónde estaba su enemigo, el furioso Almirante Trech disparó al azar, y se dio cuenta de que estaba enfrentando a un Jedi y no a una tropa de Clones. Trench abrió una transmisión en un canal abierto para que sus enemigos lo pudieran ver. Trench le advertía a sus enemigos que se retiraran, o que sería su perdición si lo enfrentaban.

Después de haberse dado a conocer ante sus enemigos, Trench esperó el siguiente ataque de la República. Trench sabía que el Jedi podía haber evitado el bloqueo, pero en lugar de eso decidió atacar. Esto era una señal de lo que el Jedi era capaz de hacer y lo peligroso que era su enemigo. Trench se preparaba para lo que sería el nuevo ataque del Jedi.

Anakin contactó a Obi-Wan, y le explicó que Trench había derrotado a naves invisibles antes, pero siempre se trataba de naves grandes, nunca se había enfrentado a una nave pequeña que tuviera la habilidad de volverse invisible. Trench siempre usaba la estrategia de enviar torpedos de rastreo magnético para destruir las naves invisibles enemigas.

Como lo esperaba Trench, la nave furtiva apareció, pero en ésta ocasión la tripulación conocía de las tácticas de Trench cuando se enfrentaba a naves invisibles. Trench siguió las señales magnéticas de la nave para poder seguirla y destruirla. La nave furtiva realizó un ataque en contra de la nave de Trench (solo como distracción) y la nave de Skywalker se volvió de nuevo invisible. Trench entonces ordenó a su robot táctico disparar un torpedo en contra de la fuente de las señales magnéticas. Sin embargo, para poder hacer eso necesitaba desactivar sus escudos, y aunque su robot le dijo que era un movimiento muy arriesgado siguió sus órdenes.

Este era el momento que esperaba Anakin Skywalker. La nave furtiva, con los torpedos de Trench persiguiéndola, giró y se dirigió hacia el puente de mando de la nave de Trench. Sorprendido por éste arriesgado movimiento, el Almirante Trench ordenó la reincorporación de sus escudos, pero su robot sólo le pudo reportar que los escudos estaban todavía cargándose y que la nave se encontraba indefensa.

Trench al ver la nave enemiga acercándose no supo qué hacer, o cómo reaccionar. Aceptando su derrota, Trench cerró sus seis ojos y esperó su destino. La nave furtiva apenas logró esquivar la nave de Trench, y los Torpedos que la perseguían se estrellaron en el puente de la nave de Trench, provocando la destrucción de la nave.

 
 
Site Meter
EndorSystem